Bienvenido a nuestra Escuela de padres.
La educación de los niños y niñas puede resultar apasionante y al mismo tiempo complicada. Es un proceso a través del cual se desarrolla el niño y el adulto que educa. Enfrentarnos a la tarea de educar puede convertirse en un gran reto para muchas familias. Efectivamente surgen muchas dudas “¿Qué es lo mejor para nuestro hijo?”“¿Qué pautas debemos seguir para un desarrollo sano?”“¿Cómo conseguir que se porte bien?”, además de dudas para problemas concretos “Mi hijo/a no come bien”, “¿Cómo controlo las rabietas?” “No me obedece…”etc. Porque ser padre o madre no es fácil, porque nuestro instinto, nuestro cariño y nuestra ilusión no siempre son suficientes.
A menudo cómo padres y madres podemos encontrarnos perdidos.

A través de nuestra escuela de padres pretendemos daros herramientas y ayudaros a tomar conciencia de la problemática y acompañaros en esta bonita labor que es educar. Para lograr una educación que impulse su desarrollo y no lo limite.

Escuela de padres es una sección que nace con la finalidad de ofrecer una respuesta a todos los interrogantes que habitualmente surgen ante la tarea de educar y criar a un niño o niña. Nuestros objetivos son:
Ofrecer unas pautas claras, en un lenguaje que pueda entenderse por todos. Servir de guía y orientación en la labor educativa de muchos padres y madres. Resolver dudas e interrogantes comunes en la educación de los niños y niñas. Acercar nuestros conocimientos a cualquier persona que pueda necesitarlos. Aportar nuestro granito de arena por una educación de calidad para todos.
¿Cómo vamos a lograr estos objetivos?
No pretendemos hacer grandes tratados educativos, pero sí a través de talleres, juegos, cuentos, charlas  y actividades lograremos profundizar en todos esos temas que nos preocupan.

¿Qué temas tratamos en la sección escuela de padres?
Los temas tratados serán temas cotidianos, aquellos a los que los padres y madres han de enfrentarse cada día. Pequeños problemas diarios, no es necesario que sean problemáticas graves, pero sí aquellos temas que ocupan nuestro día a día.

Trastornos del sueño, trastornos alimenticios, rabietas, educación emocional…

Además de otros problemas que requieren una atención especial, como:

TDAH, dificultades de aprendizaje, miedos, fóbias, acoso escolar…