¿Qué es la Gimnasia Post-parto?

El  embarazo y el parto afectan a todo tu cuerpo y provocan en él muchos cambios hormonales y fisiológicos. Lo notarás especialmente en los músculos del suelo pélvico, debilitados por la presión que ejerce el crecimiento del útero durante el embarazo y, después, por la salida del bebé; en la cintura abdominal, que queda distendida, flácida y falta de tono, y en tu columna, que en estos meses realiza un sobreesfuerzo por el peso del bebé. Además, es probable que sufras problemas de circulación.

Tranquila. La primera buena noticia es que después del parto todo irá volviendo poco a poco a su sitio. Y la segunda, que tú también puedes hacer algo para acelerar la puesta a punto. ¿Cómo? Con una gimnasia específica, suave y entretenida, que te resultará de gran ayuda. Y si te da pereza hacerla, piensa que recuperarte bien no sólo será bueno para el momento presente, sino que constituirá un excelente punto de partida para un siguiente embarazo. “Muchas jóvenes primerizas no sienten la necesidad de hacer gimnasia porque, como la naturaleza juega a su favor, se ven bien.

En Zuzen Pilates combinaremos varias disciplinas para que te recuperes lo más eficaz y rápido posible. Gimnasia Hipopresiva, Pilates, Egaf, Estiramientos, estas son algunas de las disciplinas que harán que ganes fuerza, elasticidad, tono… y siempre con ejercicios suaves y en un entorno familiar.   

¿Qué es Gimnasia Pre-Parto?

Durante el embarazo conviene que la embarazada lleve una vida activa y haga ejercicio sin cansarse demasiado.

Los ejercicios de gimnasia más recomendados para embarazadas son andar y caminar. Si usted suele realizar algún deporte de forma habitual, pregúntele a su médico si puede seguir practicándolo en el embarazo.

La gimnasia de preparación al parto es un complemento a esa vida activa que debe llevar la embarazada. Incluye ejercicios de respiración y relajación muscular que preparan físicamente a la futura madre para que el parto resulte menos doloroso. Es importante realizar este tipo de ejercicio a partir del tercer mes de embarazo. Durante las clases de gimnasia pre-parto, la embarazada se familiariza con las contracciones, las posiciones más idóneas antes y durante el parto, ejercicios respiratorios que contribuyan a tranquilizar a la madre, así como ejercicios musculares que faciliten el alumbramiento y fortalezcan la zona pélvica.

Para muchas mujeres es una parte del cuerpo desconocida, pero el suelo pélvico tiene gran importancia en la vida femenina, y por supuesto también durante el embarazo y el parto.

El suelo pélvico es un grupo de músculos en forma de hamaca limitados por las nalgas, los muslos y la pelvis que sirven de sostén a tres órganos internos: la vejiga, el útero y el recto.

Para prevenir problemas del suelo pélvico (como por ejemplo la incontinencia urinaria) y prepararlo adecuadamente para el momento del parto es necesario fortalecerlo a lo largo del embarazo a través del ejercicio y de masajes.

Toda mujer embarazada debe prestarle especial atención a esta parte del cuerpo que tendrá una función principal al momento de dar a luz. Tener un suelo pélvico firme y elástico ayudará a proporcionar una mayor flexibilidad al canal de parto.

Desde luego esto puede influir en la duración del parto y por supuesto en evitar o al menos reducir la episiotomía, el corte que se realiza en el perineo al momento del expulsivo para agrandar el orificio de salida del bebé. Cuanto más elástico esté el músculo más probabilidades de que se estire por sí solo y menos probabilidades de que se necesite cortar.
Nosotros te ayudaremos con nuestros ejercicios.