¿Pilates con mi bebé?

Exacto, si ya practicas pilates, gimnasia, mantenimiento, u otras actividades, o quizás, estás empezando a planteártelo después de dar a luz a tu hijo, debes saber que puedes hacerlo junto a tu bebé. Será saludable para los dos e intensificará la conexión entre vosotros.
Practicar Pilates puede que sea la forma más cómoda y saludable de recuperar la forma tras el parto, y además, si lo puedes practicar junto a tu hijo, mejor que mejor.
Ten en cuenta que con el pilates, trabajas justo las zonas más afectadas por el parto: vientre, caderas, muslos, nalgas… y del mismo modo, puedes reforzar los vínculos con tu pequeño al compartir esta nueva experiencia con él.
¿Cómo? Tu niño empezará tumbado en el suelo y tu seguirás una tabla de ejercicios.

Nota importante
-MAMÁS CON BEBÉS: el bebé tendrá que tener 6 semanas si has dado a luz a través de parto natural y 8 semanas si ha sido por cesárea.